Heinze y la logia Bielsista

October 9, 2016

Dicen que los Directores Técnicos hablan más por lo que hacen sus equipos, que por lo que declaran en las notas. Gabriel Heinze y su Argentinos Juniors, sólo habla un idioma: el lenguaje de los bielsistas.
 

 


Argentinos coloca de movida un ambicioso 3-4-3, con ansias ofensivas, control de balón, ahogo al rival, carrileros que hacen toda la banda, delanteros bien abiertos, un doble 5 en el eje interno que se alterna en la presión, un 9 que puede pivotear, y hasta un arquero que por momentos juega casi de libero. Desde la teoría es una idea que bien puede gustar, nadie podría ponerse en contra de un equipo que tiene como ideología ser protagonista en cualquier lado y que, además, tiene bien definido un Plan de juego.

Pero cuando el rival pone trabas al Plan Táctico del Gringo Heinze ocurre lo que pasó en estos últimos dos partidos. Argentinos se convierte en un equipo previsible, sin sorpresas, que se desespera y termina jugando a “la que sea”, y que a raíz de eso, no sólo no termina “hablando el idioma del DT”, sino que además, está todo el tiempo en la cornisa del papelón.

Aquí es donde surge la incertidumbre de los hinchas: ¿El DT debe morir con sus modos? ¿La táctica está al servicio del jugador, o este está al servicio de la táctica? No es por caerle a Heinze que ya demostró que más allá de gustos, es un entrenador que trabaja mucho, pero por momentos da la sensación de que está encaprichado con su sistema o está totalmente convencido de que va a funcionar. Por los resultados globales, está en un 50 % acertado, por los últimos 2 partidos, se puede afirmar que nada salió según lo planeado.

Pareciera que a este Argentinos, los rivales ya le descubrieron el truco: saben que del fondo, va a salir jugando con el líbero, que los dos stoppers, se van a abrir bien al lateral, que uno de los 5 va a bajar para ser primera opción de pase, que los extremos van a subir casi hasta la mitad, que el 9 esperará el momento de pivotear  y que los 2 puntas por afuera se van a perfilar para poder explotar en velocidad. El rival con un jugador pegado al líbero, otros dos tapando a los stoppers, y un cuarto acompañado al 5 que retrocede aborta todo un esquema hiper ofensivo de Heinze y es cuando Argentinos entra en la nebulosa y se le queman los papeles.

El partido se vuelve monótono, repetitivo y el rival, a sabiendas de que el Bicho se ahoga, aprovecha, quita el balón, sale disparado de contra y sólo queda rezar. Porque además, este Argentinos no tiene ajustado el sistema defensivo, por consiguiente, marca mal, se expone con la línea de 3 y hay rivales que no perdonan. Sin contar, claro, que el Bicho carece de una solución individual que te salve, y que el poder de gol es casi nulo. Las pocas que tiene, por lo general, van afuera.

El DT debe empezar a contar con un Plan B, que puede ir desde una modificación de esquema, hasta una variable en la salida, o de vez en cuando, hacer algo que no está en la ortodoxia del siempre “intentar salir de abajo”: un pelotazo para el 9, un pase largo a los extremos, una búsqueda directa a los 5.

Restan 117 puntos en juego, no hay que desesperarse, en las carreras de distancia, gana el caballo más regular, no el que corre más rápido. Heinze lo sabe, será cuestión de que pueda lograr transmitirle al plantel paciencia, templanza y alternativas de juego. Y entender que, a veces, salirse un poco del libreto no es pecado a la logia bielsista.

Por: Nazareno Reschini

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Escuchanos a través del link: http://laradioenlinea.com.ar/

  • Grey Twitter Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon

Twitter

Seguinos en

Facebook

Hacete Fan

YouTube

Suscribite

© 2016 by Me gusta Más AAAJ.