Un cambio a tiempo

October 14, 2016

Heinze pegó el volantazo, y con él, todo Argentinos. El `Gringo´ demostró muñeca y gracias a ello, el Bicho tuvo una gran actuación colectiva y volvió al triunfo luego de dos derrotas consecutivas.

 

 Carlos Bianchi dice que “solo los imbéciles no cambian”, y después del categórico triunfo de Argentinos ante All Boys, se puede decir que Heinze demostró que cambió para no transformarse en uno de ellos. Para que se entienda: Gabriel Heinze comprendió que debía adaptar su esquema y sus ideologías tácitcas al plantel que tiene y no al revés, y lo hizo.

De movida Heinze movió el “número telefónico”, es decir, pasó del 3-4-3, al 4-3-3. A priori puede parecer casi un detalle, pero realmente fue la piedra fundacional para el gran funcionamiento que tuvo el Bicho ante el Albo. Pero además, el `Gringo´ movió intérpretes, ya sea desde la titularidad, como de posiciones. Veamos:


En la zona defensiva: pasó a defenderse con 4 jugadores: Mac Allister, Martínez, Freire, y Piovi. La novedad en este caso, fue la salida de Torrén, y el retraso de los laterales. Acierto del DT, porque el equipo se sintió más seguro, con más variantes y con la posibilidad de que los marcadores de punta puedan sumarse a la ofensiva del equipo, sin generar desequilibrio.

En el Mediocampo: el cambio fue radical. Rolón parado de "5 clásico". Adentro Barboza y Colman para completar la línea de 3. Con la salida de Machín, lo que se buscaba era dejar sólo al Misionero para que se moviera a gusto, y vaya si se logró. Esteban fue la gran figura del partido. En tanto, el trabajo de Barboza y Colman se basó en alternarse la presión en ¾ del campo rival, como el retroceso junto a Rolón cuando el equipo perdía la pelota. Simple, Argentinos atacaba con 5 netos (3 delanteros, más un volante y un lateral), y defendía con 6 (4 defensores más 2 volantes).

Mientras que en el Ataque no hubo modificaciones tácticas pero si conceptuales. Lenci como referencia de área (clásico 9), Cabrera y Romero como viejos wines. La variante radicó en que tanto el Cangrejo como Braian por momentos se alternaban la banda por la cual jugaban, generando muchas complicaciones a sus marcadores. A su vez, Lenci fue abastecido tanto desde la zona media, como desde las bandas, haciendo que su pivoteo fuera siempre por abajo, permitiéndole aguantar con el cuerpo la pelota, generar faltas y hasta tocar e ir a buscar.

Heinze supo cambiar a tiempo. Modificó esquema e intérpretes y el equipo ganó en equilibrio, dinámica y variables de juego. En defensa se vio un conjunto aplomado y seguro tanto de arriba como de abajo, animándose a jugar, pero también a presionar casi en mitad de cancha junto a los volantes; y en la delantera se vio un equipo picante, fluido, con transiciones rápidas y, sobre todo, con ansias de que todos participen de la elaboración. Evidentemente, esta debe ser la base titular, tanto de esquema como de intérpretes. La cuestión ahora pasará por reafirmarlo ante Ferro.

Por: Nazareno Reschini

Foto: Prensa AAAJ

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Escuchanos a través del link: http://laradioenlinea.com.ar/

  • Grey Twitter Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon

Twitter

Seguinos en

Facebook

Hacete Fan

YouTube

Suscribite

© 2016 by Me gusta Más AAAJ.