Mucho más que un simple `tiki-tiki´

November 14, 2016

Argentinos Juniors hace culto de la posesión, del salir jugando por abajo, de no rifarla jamás y desde la dirección técnica de Heinze se pregona como “pecado un pelotazo”. Esto debe llevarse a la práctica y para eso, hay una serie de movimientos que es bueno detallar para poder hablar desde el conocimiento y que no quede sólo en la frase: “Argentinos juega por abajo”.

 

 
Tomando como punto de análisis el partido de ayer ante Independiente Rivadavia de Mendoza para entender algunos conceptos. Hay que fragmentarlo y describirlo con los nombres propios.

Defensa: Cuando el bicho tiene un saque de arco, Laso se abre bien a la derecha y Freire a la izquierda, casi sobre la línea del lateral y a la altura del vértice del área chica. Sandoval y Benítez escalan hasta la zona de ¾ y el que aparece en la medialuna es Rolón. Con esto se busca que la primera etapa de la generación de triángulos y de salteo de presión rival. Lanzillotta acá sabe que para quién toque, este jugador tendrá al menos 2 o 3 opciones de pase y el equipo tendrá superioridad numérica si se llega a perder el balón.

Mediocampo: Con Sandoval y Benítez como apoyo por las bandas, tanto Colman como Barboza se paran en el inicio del círculo central para que los extremos y Rolón, parado como “Central” tengan ni bien reciben la opción de darles la bola para que el cambio de ritmo y transición defensa-ataque se comience a gestar. Acá es dónde las variables tácticas del equipo comienzan a dar frutos, porque Barboza y Colman ni bien reciben (ya perfilados para darle continuidad al juego), tienen siempre como objetivo, con un pase, abrir bien el campo de juego o como último recurso volver a tocar para atrás para obligar al equipo rival a adelantarse unos metros. Esto es algo excelente, porque con un talento como Colman, el equipo no necesita hacer todo a mil kilómetros por hora, dado que ni bien Iván recibe el balón, levanta la cabeza, se toma ese segundo que siempre hay y ahí, sus compañeros pueden tomar posición de campo para poder ir a la 3era etapa de la ofensiva.

Ataque: los protagonistas son Cabrera y Romero. Ellos se paran 2 metros delante del mediocampo y haciendo equilibrio sobre la banda del lateral. El objetivo es hacer un equipo bien ancho, pero sobre todo, perfilarse para explotar en velocidad. Para ser más gráficos: si la pelota la tiene Colman o Barboza, automáticamente tanto Romero como Cabrera saben que:

  • Si la pelota volvió a zona de defensa, ellos deben retroceder un par de metros, para asociarse con Sandoval y Benítez (cada uno por su banda) para poder triangular junto a Rolón que ya se desprendió de la posición de líbero.

  • Si la pelota llegó a los del medio y estos lograron darse vuelta y “ponerse la cancha de frente”, automáticamente deben empezar a picar en diagonal hacia adentro para: A) Recibir pase en cortada a la espalda de los laterales rivales. B) permitir que Sandoval y Benítez lleguen al fondo como marca el manual de los “extremos”. Esta tarea que ellos hacen no solo es compleja porque tienen en sus manos la culminación de la jugada, sino que además, deben estar atentos a lo que  hagan el resto de sus compañeros.


¿Y Lenci? El 9 tiene un trabajo más silencioso. Su función es arrastrar la marca para el lado contrario por donde se desarrolló la jugada. Supongamos que el que picó fue Romero por derecha y que Barboza metió un pase en profundidad. El 9 sabe que debe dentro del área picar hacia el segundo palo con el objetivo de arrastrar la marca del defensor central rival y además para ser opción de pase llegado el caso de que Brian opte por no definir. Para pasar en limpio: Si Lenci toca pocas pelotas o tiene poca participación activa, es porque en el funcionamiento del equipo, el 9 es más una especie de cortina que de culminador de jugadas.

Para terminar es válido aclarar que este equipo entiende que la movilidad del balón es lo que más espacios va a dar, por eso, si se llega a campo rival y el espacio no aparece, se retrocede hasta el arquero si es necesario para volver a empezar, y siempre pero siempre, la jugada debe terminar en el lado opuesto al cual empezó (vean el 3er gol vs IRM).

Por supuesto que esto no es perfecto ni estático, que errores va a haber y que todo a fin de cuentas, depende de la pericia de los intérpretes, pero también, hay que valorar el animarse, el tener una idea bien clara de juego y sobre todo, el tener como bandera aquello que se canta en la tribuna y que a los hinchas de Argentinos nos encanta, el famoso “son los Bichitos, FÚTBOL y TOQUE”.

 

Foto: Prensa AAAJ

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Escuchanos a través del link: http://laradioenlinea.com.ar/

  • Grey Twitter Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon

Twitter

Seguinos en

Facebook

Hacete Fan

YouTube

Suscribite

© 2016 by Me gusta Más AAAJ.