Por un sin cara quedó sin Copa

July 20, 2017

El árbitro Pedro Argañaraz le regaló un insólito penal a Instituto cuando todo era del Bicho. Paulo Rosales cambió por gol y todo se complicó. Fue 1-0.

En un partido completamente controlado solamente con un milagro o un invento un rival que no hacía nada para llegar al gol puede conseguirlo. Justamente, lo segundo fue lo que ocurrió. El defensor Mattalia se desplomó en el área del Bicho sin siquiera haber recibido un contacto y Papá Noel se disfrazó de juez para cobrar penal. Lógicamente, Rosales cambió por gol.

Un gol que le valió no sólo la clasificación sino también $560.000 que, de más está decir, nadie se los devolverá al Bicho. Los dirigidos por el Gringo fueron amplios dominadores del juego, aunque le faltó tranquilidad en los metros finales. No dejó de empujar nunca y llevó a la Gloria a defender casi adentro de su área.

De contra Instituto pudo complicar pero se encontró con la figura de Lanzillotta. El `1´ tuvo una atajada en retroceso que deberá servir de ejemplo para los manuales de fútbol. Argentinos empujó sobre todo con Cabrera, el más punzante del ataque, pero sin puntería. En el complemento otro fallo polémico perjudicó al Bicho: Fydriszewski remató y cuando la pelota estaba ingresando, Argañaraz anuló el gol debido a una posición adelantada de Romero que se interpuso en el camino del defensor cuando iba a rechazar.

Sobre el final y con el Bicho completamente jugado en ataque, Lanzi cortó un contraataque y al caer sufrió una dura lesión que lo obligó a dejar el campo de juego. Una nueva Copa Argentina se escurrió entre las manos y con un fallo que de polémico no tiene nada. NO fue penal.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Escuchanos a través del link: http://laradioenlinea.com.ar/

  • Grey Twitter Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon

Twitter

Seguinos en

Facebook

Hacete Fan

YouTube

Suscribite

© 2016 by Me gusta Más AAAJ.